.

Samuel Hoyos y Herbin Hoyos analizan en NTN24 nuevo acuerdo de paz entre el Gobierno colombiano y las FARC

Samuel Hoyos, representante a la Cámara de Colombia por el partido Centro Democrático, se refirió en entrevista durante el programa La Tarde de NTN24 a la firma del nuevo acuerdo de paz entre el Gobierno de Juan Manuel Santos y la guerrilla de las FARC, y señaló que “el Gobierno está desconociendo el mandato popular que se manifestó el día 2 de octubre a través de un plebiscito, donde triunfó la opción del ‘No’”.

“Desconocer ese mandato trayendo un aparente nuevo acuerdo y refrendarlo por la vía del Congreso es un irrespeto a la democracia. Las modificaciones que se hicieron no son de fondo, esto es vino viejo en odres nuevos”.

Afirmó que uno de los rechazos de aquellas personas que votaron por el ‘No’ fue que los responsables de crímenes de lesa humanidad no fuera a la cárcel, “y eso permanece en este nuevo acuerdo”.

“Nos opusimos a que pudieran participar en política, y hoy este acuerdo le da la posibilidad a criminales de lesa humanidad de participar en política sin haber purgado una pena. Nos opusimos a que el narcotráfico, que ha sido una fuente de financiación de la violencia en Colombia, tuviera la posibilidad de ser considerado conexo al delito político, y en este acuerdo eso se mantiene”.

“Hay que reconocer que hay algunos avances que son positivos, como por ejemplo que no haya jueces extranjeros en el tribunal especial para la paz, o que el Estado conserve las facultades para erradicar cultivos ilícitos, pero los aspectos más polémicos, a los cuales nos opusimos la mayoría de los colombianos, permanecen en este acuerdo”, agregó.

“Es una imposición arbitraria por parte del Gobierno de Juan Manuel Santos, y el Congreso se está prestando para eso, refrendar este acuerdo sin consultarle de nuevo al pueblo colombiano”.

Consideró además que “un nuevo acuerdo debe ser consultado con el pueblo colombiano, con el constituyente primario. El Congreso, si bien representa a los ciudadanos, no tiene las facultades para hacer una sustitución de la Constitución del 91 como la que se daría a lugar aprobando este acuerdo”.

“Hemos insistido en esa necesidad y nos parece grave que el Gobierno la desconozca”, afirmó.

Explicó que una de las soluciones sería “convocar un referendo para consultarle al pueblo colombiano, es una opción que estamos estudiando, porque si este acuerdo no es producto de un amplio consenso, de un gran acuerdo nacional, va a ser un acuerdo carente de legitimidad y que en el futuro correrá el riesgo de ser desconocido”.

“Si nos imponen este acuerdo de manera arbitraria, seguramente el próximo Gobierno tendrá que restablecer el orden constitucional que ha sido arbitrariamente desconocido”.

“El Gobierno desaprovechó una oportunidad para alcanzar un acuerdo que representara el sentir de todo el país”, sentenció.

Le puede interesar: “Mientras más pronto entre en vigencia el acuerdo y se desarmen las FARC, mejor para el país”: Senador colombiano.

Por su parte Herbin Hoyos, vocero de la fundación Víctimas de las FARC, destacó que desde su organización se hicieron cuatro exigencias “de tipo humanitaria”.

“Eran exigencias que estaban enfocadas para salvarle la vida a los secuestrados que tengan las FARC y que estén vivos. Hicimos esa exigencia para que las FARC se pronunciaran en torno a ella, para que devolvieran a los que tengan vivos en su poder, para que nos dijeran una razón de los desaparecidos, para que liberaran a los menores que están reclutados que pueden ser más de 3.000 en este momento, y resulta que no hubo ninguna respuesta en torno a esas exigencias en esta renegociación”.

“En los debates que tuvimos con el Gobierno, con el sector del ‘No’ y las víctimas, lo primero que les dijimos es que “no queremos unos negociadores mensajeros, unos negociadores que vayan allá a llevar el sobre y entregárselos a las FARC a ver qué les aprueban, queremos unos negociadores que vayan realmente a debatir esas exigencias que tienen que ser de carácter perentorio, no negociable”, pero resulta que no lo hicieron”, destacó.

“El mismo Álvaro Leyva reconoció en una entrevista que el tema de víctimas, secuestrados y desaparecidos no se trató porque el Gobierno sencillamente ve a las FARC como los inflexibles, ya los tienen en un plano superior psicológicamente dentro del área de la negociación y no les exigieron, porque la calificación de los negociadores de Gobierno es que ellos son inflexibles y que son temas que a ellos no les podían tocar”.

Detalló que “una de las exigencias que le hicimos fue de estar haciendo parte de esa búsqueda de los desaparecidos, pero es que el Gobierno está partiendo de la premisa de que todo están muertos. Nosotros partimos de la premisa que queremos salvarle la vida a los que tengan vivo en las FARC”.

En etapa de prueba. La tienda sera habilitada proximamente