.

Dirigentes de todo el mundo despiden a Shimon Peres

El Funeral de Estado se realiza en el cementerio nacional del monte Herzl, en Jerusalén, donde reposan los “grandes de la nación”.

El presidente estadounidense Barack Obama llegó hoy a Israel, donde junto a decenas de dirigentes de todo el mundo participa en Jerusalén en el funeral del ex presidente israelí Shimon Peres, que ya forma parte de la historia para la mayor parte de ellos.

Barack Obama, sus homólogos francés y alemán, el rey de España, el príncipe Carlos y el presidente palestino Mahmud Abas, único representante de alto nivel del mundo árabe, despiden a Peres, saludado como visionario e incansable apóstol de la paz.

Con la conducción y luego la concentración de estas personalidades en un mismo lugar -el cementerio nacional del monte Herzl-, la policía israelí, acostumbrada a lidiar con amenazas de seguridad, está en alerta máxima.

Israel no ha vivido un acontecimiento semejante por lo menos desde los funerales en 1995 de Yitzhak Rabin, recompensado junto con Shimon Peres y el líder palestino Yaser Arafat con el premio Nobel de la Paz en 1994.

La policía habla de una operación sin precedentes: ocho mil policías están movilizados. La seguridad interior encargada de la protección de las personalidades dijo que ha desplegado a cientos de agentes.

 

Obama, sus homólogos francés y alemán, el rey de España, el príncipe Carlos y el presidente palestino Mahmud Abas, único representante de alto nivel del mundo árabe, despiden a Peres, saludado como visionario e incansable apóstol de la paz

El monte Herzl, donde reposan los “grandes de la nación” y gran parte de Jerusalén, estarán cortados del resto del mundo media jornada, antes de que Israel entre en el shabbat, ritual descanso semanal.

Los funerales coinciden con el principio de las vacaciones de las grandes fiestas judías, lo que hace temer a las autoridades israelíes un brote de violencia palestina.

El eje de carretera vital entre Jerusalén y Tel Aviv permanecerá cerrado entre la ciudad santa y el aeropuerto internacional en las horas de llegada de las delegaciones por la mañana y de su partida al principio de la tarde.

Noventa delegaciones de 70 países de Europa, América, Asia o África están previstas, según la oficina de Peres.

Esta afluencia refleja el inmenso respeto que se ganó Peres en 70 años de carrera ocupando todos los cargos: primer ministro, ministro de Defensa, canciller, presidente.

Entre las 09H30 (06H30 GMT) y 12H30, entre las oraciones, los ritos funerarios judíos y una canción interpretada por el contratenor David D’Or, que Peres había pedido en sus últimas voluntades, sus tres hijos, el escritor Amos Oz, el máximo dirigentes israelíes, el presidente Obama y su predecesor Bill Clinton expresarán su afecto y admiración.

En etapa de prueba. La tienda sera habilitada proximamente